Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza

Para los productores de cerdos, el peso del lechón, es decir, el peso que tiene el cerdo de 23 días al momento de iniciar el ciclo de crianza es un parámetro que debe monitorearse, pues influye directamente en el peso final del cerdo que se obtiene al completar el ciclo de crianza. 

El peso del lechón afecta la conversión alimenticia y la ganancia diaria que se obtiene en las diferentes granjas.

En la Figura, podemos ver una nube de puntos que representan pesos promedio de lechones (al inicio de la crianza) versus pesos promedio de los cerdos al finalizar el ciclo de crianza. Se puede observar cómo un peso inicial de 4 kg resulta en un cerdo de 120 kg en promedio, mientras que un cerdo de 6 kg resulta en un cerdo de 135 kg. Es decir, un aumento de 2,2 kg en el peso promedio del lechón, puede llevar a aumentos de 15 kg del peso final promedio del cerdo, lo que significa una diferencia de un 12,5%. 

Este cambio es extremadamente significativo, un peso inicial más alto implica un peso final más alto. Esto significa mejoras en todos los KPIs, ahorrando agua, alimentos y otros insumos y optimizando el proceso de crianza (mejorando la conversión alimenticia y la ganancia diaria), como proceso productivo (aumentando el rendimiento de la carcasa). 

Podemos concluir que efectivamente, aquellos lechones que pesaron menos, después se desarrollaron y crecieron siendo cerdos más pequeños. Entonces, ¿no hay nada que podemos hacer? Eso lo veremos en nuestros próximos artículos.

Nuestro software UranAI by perceptron, monitorea y analiza esta y otras variables para entregarle al productor de cerdos, información valiosa sobre cómo mejorar su crianza y planificación. Si te interesa saber más o probar UranAI en tu empresa puedes contactarnos (contacto@perceptron.cl) y solicitar tu demo.

te podria interesar

Publicaciones relacionadas